La muerte de Ivan Illich de Tolstoi

La muerte de Ivan Illich de Leon Tolstoi es una pequeña obra maestra. Se puede encontrar en Internet el texto completo

La muerte de Iván Ilich

La muerte de Iván Ilitch (ruso: Смерть Ивана Ильича, Smert Ivana Ilyicha), publicada por primera vez en 1886, es una novela corta del escritor ruso León Tolstói. Dentro de su bibliografía, se encuentra hacia el final de su producción. Para algunos analistas de la obra de Tolstoi, esta historia reflejaría las luchas intelectuales y espirituales que poco tiempo atrás el autor había atravesado, en la crisis que tuvo cuando alcanzó los 50 años y que superaría con un radical cambio espiritual. En la novela, los temas tratados son la naturaleza tanto de la vida como de la muerte. La novela fue aclamada en sendas ocasiones por Vladimir Nabokov y por Mahatma Gandhi como la más grande de toda la literatura rusa.

Trama

El argumento gira en torno a Ivan Ilich, un pequeño burócrata que fue educado en su infancia con las convicciones de poder alcanzar un puesto dentro del gobierno del Imperio Zarista. Poco a poco sus ideales se van cumpliendo, pero se dará cuenta de que no ha servido de nada dicho esfuerzo; al llegar cerca de la posición que siempre ha soñado, se encontrará con el dilema de descifrar el significado de tanto sacrificio, y de valorar también el malestar reinante en el pequeño entorno familiar que se ha construido. Un día, se golpea al reparar unas cortinas y comienza a sentir un dolor que lo aqueja constantemente. Dicho golpe es totalmente simbólico: sube a una escalera y cuando está en lo más alto -no sólo en la escalera, sino en el estatus que ha tomado en su posición social- cae, y ahí comenzará su declive. Poco a poco, Ivan Ilich irá muriendo, y planteándose el porqué de esa muerte y de esa soledad que lo corroe, a pesar de estar rodeado de personas en el mundo aristocrático y comme il faut (correctamente) que él mismo ha construido.

 Análisis

La muerte de Iván Ilich es, como su nombre lo indica, una mirada directa a ese vacío que tanta angustia nos reporta la muerte. Sin embargo, la novela también presenta una fuerte crítica al modo de vida en la sociedad rusa burocrática de aquella época, crítica a la vida que se torna mucho más “vívida” cuando observada en contraste con el negro fondo de la muerte.

En el blog letteraydesasosiego hemos encontrado este texto:

La muerte de Iván Ilich, León Tolstoi

“Como si me deslizara cuesta abajo por una montaña, mientras yo creía que estaba ascendiendo. De esa manera ha sucedido. Según la opinión pública yo trepaba a la montaña, pero exactamente en la misma medida se me iba la vida de debajo de los pies. Y ahora, estoy listo, ¡a morirme!” (p.69*).

Iván Ilich basó toda su vida en lo que consideró el debido camino: hacerse una buena carrera de funcionario público, adquirir un salario de 5000 rublos, codearse con la alta sociedad, en la medida de lo posible, y evitar el trato con gentes o familiares que no estuvieran a la altura. Separar de manera efectiva el trabajo de los sentimientos, y los sentimientos de la vida.

Todo eso lo obtuvo, pero asimismo tuvo una vida solitaria y triste, aunque de eso se enteró sólo el día de su muerte. Fue necesario sentirse inútil y abandonado por los seres que se supone debió amar y ser amado. Un aspecto interesante es el criado quien le cuida en los últimos días de vida. Guerássim es un hombre humilde, con pocas aspiraciones en la vida y sin prospecto de un futuro brillante, un “don nadie”, diríamos nosotros. Pero aún así, es jovial y expresa el lado alegre de la vida; tan es así, que Iván Ilich encuentra verdadero consuelo en él gracias a su abnegada tarea por cuidarle en su enfermedad. Es una situación irónica, pues de sus “iguales” no encontró consuelo ni sinceridad. Todos los buenos contactos, la excelente educación de sus hijos, la vida de reina que dio a su esposa… todo eso no le brindó consuelo; fue su sirviente a quien hasta ese momento había visto como un mueble más de su casa.

Es una crítica que aplica a nuestro tiempo. Consideramos al éxito como “el camino correcto”, donde obtenemos el reconocimiento de los demás y la acumulación de cosas… carro, casa, viajes, ropa de marca, asistir a clubes exclusivos… Sin embargo, ¿es eso realmente importante? Pasar dos terceras partes de nuestras vidas trabajando y trabajando, sólo para al final tener cosas que no necesitamos y buscar la aprobación de los demás, pero dejando a un lado lo importante: la vida.

*León Tolstoi (1886). La muerte de Iván Ilich. Ediciones Leyenda S.A., 2009.

About these ads

Acerca de biblioteca barañain

Somos la biblioteca de barañain y todas aquellas personas que quieran compartir este espacio de poesía en torno al centenario del nacimiento de Miguel Hernández
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s