La balada de Iza, de Magda Szabo

La balada de Iza constituye uno de esos raros fenómenos por los que un libro se convierte en uno de los más leídos en una biblioteca por la recomendación de unos lectores a otros. Es lo que nos ocurrió en la biblioteca de Barañain con este libro de Magda Szabo. Ahora tendremos ocasión de comentarlo en nuestras tertulias. Para empezar os recomendamos leer la reseña que publicaron nuestros amigos del blog Rincón de Alejandría: http://rincondealejandria.blogspot.com.es/2009/11/la-balada-de-iza.html.

Este es un breve artículo que Octavi Martí publicó en 2007 en El País:

Durante más de una década no escribió. Pertenecía al grupo disidente Nueva Luna que se había comprometido en no hacer nada. Ni libros, ni música, ni pinturas, ni tan solo hijos. Era una aspiración al cero absoluto para evitar que el poder comunista pudiera ponerse alguna medalla. Pero promesas de ese tipo, si en 1956, tras la abortada “primavera húngara”, tenían sentido, tres años después ya eran insostenibles. Y Magda Szabo no pudo evitar ser lo que era: novelista. Su libro El cervatillo, publicado en 1959 en una edición confidencial, es una crítica soterrada pero potente del régimen político vigente en Hungría. El poder la asume por su escaso eco, pero se encuentra con el libro cruza fronteras y es traducido al alemán gracias al respaldo de Hermann Hesse. Y es así como Magda Szabo se convierte en una disidente a la que no se puede hacer callar.

Nacida en 1917 en Debrecen, hija de una pianista y un juez, formaba parte de la élite intelectual húngara y empezó a publicar justo acabada la II Guerra Mundial. El telón de acero no tardó en caer y Szabo optó por el ya mencionado silencio, limitándose a cumplir con sus obligaciones como profesora de Filosofía.

En 1963 obtuvo un gran éxito con La balada de Iza, en la que una mujer mayor tiene que buscar refugio en el domicilio de su hija médico, en Budapest, una novela que parece sacada del mundo del cineasta japonés Yasuhiro Ozu. En 1969 su novela Calle Katalin explora los límites de la culpa colectiva, interesándose por el comportamiento de los habitantes de una calle de la capital magiar que interpretan, cada uno a su manera, la desaparición de una joven durante la guerra. En 1987 publicó su último gran libro, La puerta, que es un análisis de gran finura de la relación entre dos mujeres, la señora y su criada. Es una suerte de versión húngara de El sirviente, de Pinter, es decir, una obra en la que se invierten las relaciones de poder.

Los libros de Magda Szabo habían obtenido premios en Alemania y Francia y su obra se valora como de dimensión europea, como portadora de valores de una civilización hoy amenazada. Szabo murió el pasado 19 de noviembre. Tenía 90 años.

Anuncios

Acerca de biblioteca barañain

Somos la biblioteca de barañain y todas aquellas personas que quieran compartir este espacio de poesía en torno al centenario del nacimiento de Miguel Hernández
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s