Sukkwan Island, de David Vann

Sukkwan Island - David Vann 350

El libro de David Vann que vamos a leer en los clubes de lectura este trimestre y con el que se dio a conocer en nuestro país, debería llevar este aviso: “algunas de las escenas de esta novela pueden herir la sensibilidad del lector”. Se trata de una obra que al parecer contiene buenas dosis de material autobiográfico y que no deja al lector un momento de respiro.

Artículos aparecidos en El País, en Revista de libros, para quien se anime a leer en inglés os recomendamos la propia página web del autor, con entrevistas y otro tipo de material

En la web “culturaioci.com” hemos encontrado este comentario:

 El corazón de las tinieblas, en Alaska

F. J. R.
David Vann ha construido de una forma fría, analítica y directa ‘Sukkwan Island’. Una historia trágica sobre la relación inexistente entre un padre, Jim, y su hijo, Roy. Dividida primero desde el punto de vista del hijo y después del padre, esta es una novela corta de 169 páginas que se puede leer tranquilamente de una vez en uno de estos anocheceres invernales.

Todavía más, si es verdad que las estaciones influyen en lo que leemos, ahora mismo es el momento absolutamente perfecto para leer este relato. La oscuridad y el frío nos pondrán rápidamente en situación.

Padre e hijo están aislados por decisión propia en un ambiente salvaje, una isla remota de la costa de Alaska, y los dos personajes llevaran la soledad y la incomunicación hasta el más temerario de los finales a pesar de que en un principio su idea era darse un tiempo para ellos dos solso, para volver a ser un padre y un hijo como es debido. Pero la naturaleza impondrá su propio ritmo a la cadena de acontecimientos y el invierno en Alaska da demasiado miedo para pensar en otra cosa que no sea sobrevivir o, en esta idea, Jim se escudará para evitar actuar como un padre.

Los paralelismos con ‘El corazón de las tinieblas’ de Conrad, donde la naturaleza hostil y oscura parece modelar a los personajes, o del mismo modo la película ‘El Anticristo’ de Lars Von Trier, y ‘La Carretera’ de Cormac McCarthy de una manera más evidente, la historia de un padre e hijo en un ambiente muy hostil que luchan para sobrevivir, son inevitables.

Y es que del mismo modo que la isla de Sukkwan demuestra que no es un lugar para débiles, la historia tampoco está escrita pensando en todos los públicos. El rencor, el desasosiego o el odio son lugares comunes dentro de esta novela de un sabor muy agrio.

El lector, además, probablemente sufrirá sentimientos confrontados. Jim difícilmente dejará a alguien indiferente. Un personaje que al mismo tiempo inspira odio y lástima, capaz de llevar al más amargo de los finales a su propio hijo, al sacrificio, sin tan sólo darse cuenta, dominado por sus pasiones más primarias. Es la antítesis de un padre, sólo el velo cercano de la muerte que durante toda la novela está a punto de agarrarle, será el que le dé suficiente entendimiento para ver claro en los sucesos de esta novela de un espíritu negro, pero adictivo.

Anuncios

Acerca de biblioteca barañain

Somos la biblioteca de barañain y todas aquellas personas que quieran compartir este espacio de poesía en torno al centenario del nacimiento de Miguel Hernández
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s