Los pájaros amarillos, de Kevin Powers

Opium8

Uno de los libros del trimestre será Los pájaros amarillos, del norteamericano Kevin Powers. Un libro que tuvo una magnífica acogida por parte de la crítica. En TVE le hicieron una entrevista con motivo de la publicación en castellano. En el blog la medicina de Tongoy se puede leer este comentario. José Antonio Gurpegui escribió sobre esta novela en las páginas de El Cultural y Rodrigo Fresán en ABC. Esta reseña la hemos rescatado de la web El placer de la lectura:

Existe una exposición del fotógrafo Lalage Snow, con el inequívoco nombre de “We are the not dead”, en la que muestra la evolución de los rostros de varios militares durante su misión en Afganistán. Observándolos todos ellos guardan una característica común, y es que su gesto va perdiendo vida paulatinamente y se impone un cariz mucho más seco y duro. Una metáfora perfectamente aplicable a lo que podremos encontrar en el libro“Los pájaros amarillos”.

El autor de la novela, Kevin Powers, sabe de lo que habla, ya que el mismo fue uno de los muchos soldados que tomaron parte en la intervención militar que Estados Unidos llevó a cabo en Irak, y aunque no sea algo prioritario para un escritor el haber vivido aquello sobre lo que habla, en esta ocasión ayuda mucho al sobrecogedor resultado final de la narración.

Bartle es un joven destinado al país asiático que entabla una relación, a medio camino entre la amistad y la protección, con otro de similar edad, Murphy. Este es el “leitmotiv” de una reflexión, en la que no tiene casi espacio el debate estrictamente ideológico (por innecesario y obvio viendo la potencia del texto), más genérica sobre lo que supone la guerra y la herencia que deja en los individuos que toman parte en ella. La novela se desarrollará en capítulos que alternarán la propia experiencia bélica con el regreso al hogar, una “reconversión” nada fácil debido a los recuerdos con los que se carga.

Básicamente la novela describe la progresiva deshumanización sufrida, principalmente, por el protagonista, que si bien tiene su explosión definitiva en un suceso concreto que se irá descubriendo a lo largo del libro, se desarrolla tras asumir que el único código válido y necesario se resume en sobrevivir como única meta, despreciando por completo la vida del enemigo pero también vanagloriándose de que es un “compañero” el caído y no uno mismo.

El posible riesgo que podía suponer la categoría de debutante del autor y que cayera en un retrato más autobiográfico y personal que artístico, quedan aparcadas al descubrir una forma de escribir en la que se mezcla el aspecto puramente narrativo, lo descriptivo, momentos de ensoñación, la reflexión e incluso lo lírico. Todo ello perfectamente ensamblado para conseguir su objetivo, trasladar al lector el hundimiento del personaje por culpa de los recuerdos y de la inutilidad de cualquier explicación o búsqueda de sentido en sus acciones.

Es lógico que se haya  comparado a  “Los pájaros amarillos” con esas narraciones ambiciosas que realizaron sobre temática bélica Ernest Hemingway o Norman Mailer, pero también en esta obra se pueden apreciar  reflejos de “Los Pichiciegos” de Fogwill, con sus jóvenes sin esperanzas, la sangrienta “vida cotidiana” en las trincheras que describía Isaak Babel en “Caballería roja”, el tratamiento del paisaje como un personaje más al modo de Terrence Malick en “La delgada línea roja” o esa alegórica antimilitarista que se encuentra en los War Poets (Wilfred Owen, Rupert Brooke, Siegfried Sassoon, etc..).

Kevin Powers ha dado forma a uno de esos libros necesarios, difíciles de digerir pero esenciales para comprender, de la manera más cercana posible, lo que supone la guerra, la pérdida de humanidad que lleva irremediablemente unida a su esencia y que a veces, entre los grandes titulares de prensa o de las palabras de aquellos que mandan, no siempre somos conscientes.

Anuncios

Acerca de biblioteca barañain

Somos la biblioteca de barañain y todas aquellas personas que quieran compartir este espacio de poesía en torno al centenario del nacimiento de Miguel Hernández
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s