Ayer no más, de Andrés Trapiello

trapiello

Hace tiempo habíamos leído de Andrés Trapiello su novela Al morir don Quijote. Durante este trimestre comentaremos Ayer no más, una de las más aclamadas del autor y una excusa perfecta para debatir sobre la tan traída y llevada memoria histórica. Como siempre os recomendamos la reseña de Ricardo Senabre en El cultural y el de Hector Abad Faciolince en Letras libres. También merece la pena echar un vistazo a algunos blogs como la tormenta en un vaso o críticasliterarias.

Merece la pena que echeís un vistazo a esta entrevista.

Por último, el 18 de diciembre de 2012 escribía Jordi Gracia en El País, a propósito del reconocimiento de Ayer no más como la mejor novela publicada ese año:

Aunque no sepamos demasiado bien qué sea eso del progresismo en 2012, es probable que sí sepamos todos de su propensión masoquista. Pero es una bendita propensión porque el culto intensivo de la buena conciencia es una de las taras más señaladas del sector intelectual y literario. Andrés Trapiello ha venido con Ayer no más (Destino) a tocar con la punta de los dedos esa yema dulce (la yema dulce es la buena conciencia). El movimiento de la memoria histórica tiene razones dignas y otras indignas; es un deber democrático y civil y es, a veces y al mismo tiempo, un negocio de chantajes morales que a menudo sonrojan tanto como los del negociado contrario.

La gracia de Andrés Trapiello ha sido reducir al máximo en esta novela la doctrina sermoneadora contra los excesos de la memoria, precisamente porque le ha salido su mejor novela. La trama, los personajes, el coro de voces que nos la explican viven en sus respectivas primeras personas el drama de enfrentarse al pasado desde el presente, pero siempre con el pasado más desnudo a la vista. Y todo lo vivo en el presente, incluido el pasado, es negociable y administrable, forma parte de nuestros intereses no solo puros e inmaculados sino también espúreos, a veces inciertos y demasiadas veces calculadísimos. Esta no es una novela contra la memoria histórica sino contra la beatería interesada de la memoria histórica. Y justamente por eso, y por razones de oficio literario, Trapiello ha escrito su relato más vivaz y auténtico, el más creíble y valiente, y también el más indócil al narcótico de la buena conciencia de la izquierda. Las miserias de la historia son patrimonio universal de la humanidad, incluida la herencia abusiva e instrumental de la memoria vencida.

Anuncios

Acerca de biblioteca barañain

Somos la biblioteca de barañain y todas aquellas personas que quieran compartir este espacio de poesía en torno al centenario del nacimiento de Miguel Hernández
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s