Inicio del curso con la juez María Paz Benito

El próximo 21 de septiembre a las 19:30 inauguramos el curso de los clubes de lectura con una nueva edición de “Leer con…” En esta ocasión nuestra invitada es la juez María Paz Benito Osés. El libro que vamos a comentar con ella es Michael Kohlhaas de Heinrich von Kleist. El libro (una nouvelle, en realidad), lo podéis descargar desde este enlace.

Lo hemos elegido precisamente porque tiene relación con el concepto de justicia.

kleist_dessin

En el blog elnorteestallenodefrio hemos encontrado este comentario publicado por Adrian Esbilla:

“Michael Kohlhaas comienza como todos los dramas verdaderamente grandes: con un hecho mínimo. Esta minucia, el despótico comportamiento de un noble,  Wenzel Von Tronka, con respecto a unos caballos propiedad del tratante Kohlhaas derivará, de manera minuciosa e implacable, en una epopeya demencial, paroxística y, al final, insatisfactoria. O más bien tan satisfactoria que no contenta a nadie en su aplicación imperturbable de la ley.

Tomada de la crónica real del siglo XVI sobre la rebelión de Hans Kohlhase contra Sajonia, von Kleist toma de la crónica la forma, gélida y desapasionada, transformándola por la acción misma de la novelización, de la re-creación, en una ironía de fondo que convierte el desmesurado crescendo de la querella en un retablo proto-kafkiano. En ese contexto, que no es de denuncia sino de muestra, la voluntad férrea de un individuo es triturada por un sistema absurdo. Por minucias, trampas y subterfugios de una burocracia superada por una circunstancia inesperada, ya que alrededor del comerciante crece un ejército de desesperados que aterrorizan a todas las ciudades de la frontera con un objetivo monomaníaco por parte de su líder: la restitución de los caballos. De tal modo una afrenta menor, un abuso cotidiano, se ve transformado en una desafía social, una revolución contra todos los órdenes del sistema; los religiosos, los morales, los políticos, los económicos…

Alexander Lernet-Holernia escribe en Marte en Aries que “quizás los relatos más auténticos sean aquellos que no son del todo fantásticos ni del todo lógicos”. Dicho esto en 1941 parece rebotar en el tiempo hasta 1811, ya que von Kleist introduce a mitad de su historia un quiebro esotérico, con la forma de una premonición sobre el fin de un tiempo y una estirpe que, realizada por una anciana adivinadora y guardada por Kohlhaas en un saquito que cuelga de su cuello y nunca desvelará, le supondrá al protagonista un único triunfo, una satisfacción secreta solo conocida por él mismo y por su antagonista, el príncipe Elector de Sajonia.

Existe además una paradoja de estilo, que es además una paradoja vital. El autor fue un verdadero romántico en su corta vida de rebeldía personal y final suicida, que no escribe en clave romántica. Una isla, un cuerpo extraño de textura terrosa, ritmo monocorde y nula necesidad de brillantez. Siendo esta sustituida por la concisión y la austeridad. Un observador de la naturaleza humana que se conmueve en la colisión entre la moral deseable y la moral imperante. Pero que además, tal es de inflexible su mirada, tampoco salva a sus héroes. Aquí queda claro que, si bien la reclamación es justa, las acciones son desmesuradas, alimentándose unas a otras en una escalada demencial donde interviene incluso Martín Lutero, lo cual sirve para introducir una serie de penetrantes reflexiones religiosas y sociales donde Kohlhaas expone que si ha sido expulsado de la comunidad por desamparo tiene perfecto derecho a, como hombre libre, erigir su propia ley y hacerla cumplir con justicia. Y el sentido de la justicia del tratante es absoluto, categórico.

Anuncios

Acerca de biblioteca barañain

Somos la biblioteca de barañain y todas aquellas personas que quieran compartir este espacio de poesía en torno al centenario del nacimiento de Miguel Hernández
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s